Blog de Salud

vitamina d cancer

Fuentes de Vitamina D que ayudan a prevenir el cancer

Niveles normales de Vitamina D ayudan a prevenir varios tipos de cáncer. Exponerse a la luz solar en tiempos adecuados y consumir alimentos con alto contenido de Vitamina D representan un tratamiento natural para el organismo.

Las bondades de la Vitamina D están directamente relacionadas con el fortalecimiento del sistema óseo y el crecimiento celular, sin embargo, durante los últimos años importantes instituciones académicas han desarrollado estudios sobre la garantía que representa ésta vitamina en la prevención de varios tipos de cáncer.

El American Journal of Clinical Nutrition asegura que los bajos niveles de Vitamina D en el organismo se vinculan en buena medida con el padecimiento de cáncer. Estas conclusiones han sido probadas a través de más de 200 casos de investigación epidemiológica.

Uno de los más recientes casos abordados por científicos del “American Journal of Clinical Nutrition” fue el de una muestra de mujeres menopáusicas. Éstas fueron sometidas a un tratamiento con base en la ingesta de Vitamina D por medio de alimentos y exposición diaria controlada al sol durante cuatro años. En el tiempo establecido, luego de una evaluación médica adecuada, cada paciente experimentó una reducción del 77% de incidencia sobre todos los tipos de cáncer.

El cáncer de mama ha sido clasificado como “Síndrome de deficiencia de Vitamina D”. Médicos recomiendan evaluar los niveles de Vitamina D cada seis meses.

Vínculo con el desarrollo celular

Desde la Universidad de San Diego California, se han realizado estudios altamente avanzados que demuestran la relación entre la deficiencia de Vitamina D en el cuerpo y el padecimiento de algún tipo de cáncer.

Cedric Garland, médico epidemiólogo perteneciente a la Unidad de Investigaciones Científicas de la Universidad de San Diego, revela que las propiedades de ésta vitamina influyen directamente en la estructura de las células epiteliales.

Si el organismo no posee niveles normales de Vitamina D, el desarrollo celular se ve obligado a multiplicarse descontroladamente para sobrevivir. En ese proceso de crecimiento celular desmedido, existe el más alto riesgo de producción de células cancerígenas.

La vitamina D también puede evitar que las células de cáncer de mama se propaguen mediante el relleno de E-cadherin, un componente que le proporciona la estructura a las células.

Diversos estudios in vitro demuestran que la Vitamida D actúa en el organismo mediante efectos considerados antitumorales, como por ejemplo la antiogénesis, la invasión tisular o la apoptosis.

Controla tus niveles de Vitamina D

La Vitamina D es una vitamina liposoluble, por ello, el colesterol “bueno” retenido por el cuerpo genera Vitamina D cuando la piel entra en contacto con el sol, esto es posible por medio de los efectos de los rayos ultravioleta.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se recomienda exponer la cara y brazos al sol durante 30 minutos al día, evitando quemarse, para lograr una producción adecuada de Vitamina D.

Cualquier tipo de actividad física controlada bajo el sol servirá como estimuladora de las propiedades que posee la Vitamina D. Sin embargo, existen casos en los que ésta alternativa resulta menos viable, ya que, cuando se amerita el uso frecuente de cremas protectoras o filtros solares, se detienen los efectos positivos del sol en la absorción de nutrientes.

Entre los tipos de cáncer sobre los cuales un mayor aporte de Vitamina D a través de la exposición solar tiene un mayor efecto protector se encuentran: el cáncer de pulmón, cáncer de mama, cáncer de próstata, cáncer de riñón, cáncer de esófago, cáncer de estómago, cáncer de colon, cáncer de ovario, cáncer de cerebro y leucemia.

Según la OMS, las personas que no realizan actividades bajo el sol o visten cubriéndose casi toda la piel presentan un alto riesgo de sufrir carencias de Vitamina D. Ante ello, se recomienda contrarrestar este problema con el consumo de ciertos alimentos.

Estos alimentos son ricos en Vitamina D

Existen algunos alimentos que contienen Vitamina D de forma natural, sin embargo, de acuerdo con estudios de nutrición realizados por la OMS es completamente válido consumir suplementos procesados en base a extractos naturales de la vitamina.

Fuente Vitamina D mg/100g
Aceite de Hígado de Bacalao 1667
Salmón 320
Margarina Enriquecida 220
Sardinas Enlatadas 180
Atún Enlatado 130
Cereales Enriquecidos 80
Leche Entera Enriquecida 50
Nata 28
Queso 22
Huevos 10

¿Cuánta Vitamina D necesitas? Revisa en éste enlace la cantidad recomendada para ti.

Hasta hoy se desconoce la cura contra el cáncer, sin embargo, existen maneras de prevenir el riesgo de padecer ésta enfermedad. Un equilibrio en el consumo u obtención de Vitamina D es el ideal tratamiento para prevenir cualquier tipo de afección ligada con las propiedades de ésta vitamina.

Mantener el cuidado necesario sobre lo que comemos y el exponer nuestro cuerpo ante las bondades de la naturaleza complementa una vida saludable.

vitamina d jardin

Vitamina E. Encontrá sus beneficios en tu jardin.

¿Qué tal si pudieses tener el poder antioxidante y anti-envejecimiento de la Vitamina E sembrado justo en el patio de tu casa?

Aunque muchas de nosotras consumimos esta Vitamina en cápsulas y es parte de las cremas y lociones de belleza que tenemos en el tocador, también podemos aprovecharla de manera orgánica directo de la planta.

Vitamina E en contra de los Radicales Libres

Todos los seres vivos que utilizamos el oxígeno para vivir, también liberamos una serie de moléculas llamadas radicales libres. Cuando estas sustancias se acumulan son tóxicas para nuestro organismo y pueden llegar a ser hasta incompatibles con la vida.

En los últimos años, en medicina se han desarrollado varios estudios relacionados con el papel de la Vitamina E en la prevención del desarrollo de enfermedades crónicas y el envejecimiento.

¿Qué dicen los expertos de la Vitamina E y su poder anti-envejecimiento?

Ya a mediados de los ´50s, la Dra. Rebeca Gerschman sugería que los radicales libres eran agentes tóxicos y generadores de enfermedades. Ella nos explica:

  • Estos constituyen un mecanismo molecular de daño celular.
  • El desequilibrio entre oxidantes (radicales libres) y antioxidantes produce efectos tóxicos.
  • La producción de estos elementos es un fenómeno continuo con implicaciones en el envejecimiento y desarrollo del cáncer.

En resumen contamos con 2 mecanismos defensores de estos microscópicos enemigos:

  • Exógenos o que ingresan a través de lo que comemos.
  • Endógenos que son elaborados por nuestras células.

Y entre estos últimos encontramos a nuestra estrella anti-envejecimiento: la Vitamina E, elemento con gran poder antioxidante, es decir, nos ayuda a eliminar estos radicales libres y así evitar sus efectos dañinos.

Vitamina E: múltiples opciones para aprovecharla a lo natural

Conozcamos un poco más de ella, relacionando la sabiduría popular y milenaria de nuestros abuelos con los descubrimientos médicos-científicos desde hace casi un siglo.

De hecho es probable que ahora mismo en tu patio o en tu cocina tengas plantas y alimentos llenos de poder anti-envejecimiento y aun no lo sepas.

Te presento alguna de las fuentes naturales con mayor contenido de Vitamina E que puedes sembrar en casa:

Los antioxidantes que contiene la soya contribuyen a prevenir mutaciones celulares, según experimentos realizados en animales de laboratorio.

Esta es una legumbre regularmente presentada como leche de soja, salsa o brotes de soja. La puedes incluir en una gran variedad de platos:

  • Pollo con naranja y soja.
  • Fideos de pollo con soja.
  • Coles de Bruselas en salsa de soja, entre otros.

El aceite de la Roystonea regia (palma real) contiene sustancias con propiedades anti-envejecimiento, contra la arterosclerosis y el cáncer. Al natural y sin refinar es una fuente también muy rica en beta-carotenos.

Si te animas a colocarla en tu buscador, verás que es una planta muy elegante y que además tiene todo el poder para cuidar tu salud.

El eneldo es una hierba muy aromática que además de su función antioxidante, posee propiedades digestivas, antiflatulentas, estimulante de la producción de leche materna y además diurética. Sin olvidar el rico aroma a limonada que puedes aprovechar para tu hogar.

Las hojas de eneldo puedes incorporarlas a la preparación de pescados, ensaladas, guisos y sopas.

El amaranto fue designado por la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos como “El mejor alimento de origen vegetal para consumo humano”.

Es un grano al que se le atribuye una lista de beneficios relacionados con su contenido de Vitamina E y proteínas: control de la diarrea, la prevención de cáncer de colon, colabora en la lucha contra la osteoporosis, obesidad, hipertensión arterial y estreñimiento.

También conocido como kiwicha, es muy rico en vitaminas, minerales, bajo en calorías y fuente de carbohidratos de origen natural. Las puedes agregar al preparar:

  • Galletas caseras.
  • “Smoothie” de frutas.
  • Tortas o “cup cakes”.
  • Tortillas.

El orégano es un condimento altamente nutritivo con alto contenido de calcio y Vitamina E entre muchos otros elementos con propiedades digestivas, beneficiosas para tu circulación, la vista, piel y mucosas, entre otras.

En tu cocina no puede faltar este sazonador natural por excelencia, aseguro te ayudará a obtener muchos halagos al invitar a comer a tus amigos y familiares.

Intenta estas tres recetas que te harán agua la boca:

  • Pan de orégano y parmesano.
  • Pechuga de pollo al limón con orégano.
  • Huevos fritos con orégano.

El perejil es un condimento para acompañar y dar un toque de color al servir tus platos, además por todos los nutrientes que contiene puede ser usado como antiflatulento, para aliviar el dolor de estómago o cólicos, también como diurético y prevenir las cataratas.

Son muchas las opciones para aprovechar el poder anti-envejecimiento de estos alimentos. Ya no nos tenemos que simplemente resignar al paso del tiempo, el secreto para retrasar el proceso de envejecimiento ahora está en tus manos.